Una gran polla bien grande para la rubia

Está claro que todo esto en un hotel se llevaría un polvazo fuera de lo normal. Pero en un hotel como el mejor en el mundo han llegado, si no había puesto mucho tiempo en casa, ella le regaló una de las fantasías de muchos hombres. Uno de ellos tiene uno de esos pollones que parecía que se le quedaba atrás por la vagina, de hecho ella quiso probarla